III CONGRESO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA

Este fin de mes 28 y 29 de febrero, viernes y sábado, y el domingo 1 de marzo, se celebrará el III Congreso del Partido Feminista de España. En Madrid, en el salón del edificio de Abogados de Atocha, de CCOO, calle Sebastián Herrera, 14, al lado de Embajadores. Entrada libre hasta completar aforo.

Todos los Congresos del Partido Feminista que hemos realizado desde su constitución en 1979 han sido transcendentales. El primero porque era el primer congreso de un Partido Feminista en España, que a su vez era el primer Partido Feminista. Hoy es el más antiguo de Europa, y creo que del mundo.

 

El II Congreso, celebrado en julio de 2015 tuvo también una importancia definitiva al aprobar que el Partido Feminista se integrara en la coalición de Izquierda Unida, llevando a cabo en la práctica ese desiderátum de la «unidad de la izquierda», que siempre se está buscando y que marca la larga y  difícil trayectoria de la izquierda en España.

Este III Congreso tiene varios desafíos que afrontar y decisiones que tomar. Nos encontramos en España –y en varios otros países de Europa y América- en un momento social y político de cambios que pueden ser muy preocupantes para el futuro de nuestras sociedades. Las desigualdades económicas que ha provocado el imperio del Capitalismo neoliberal han hundido a amplias masas trabajadoras en la pobreza que creían haber superado en los años del bienestar. El paro, la marginación, la falta de vivienda, el desmantelamiento de los servicios públicos se imponen en toda la Europa desarrollada, y provocan, como reacción previsible, el avance de las formaciones fascistas que prometen a las poblaciones pobres y ahogadas en la inseguridad laboral y las deudas, acabar con tal estado de cosas con una política firme contra la emigración, que nos arrebata los puestos de trabajo e introduce la violencia en nuestras ciudades. Nuevamente el discurso fascista que después de un siglo de enfrentamientos, guerras y dictaduras, creíamos enterrado.

De todas las desgracias que augura este resurgimiento del fascismo las mujeres son las más afectadas. Y el Movimiento Feminista no ofrece alternativas a tales situaciones. La influencia del MF es innegable en el terreno social, cultural, moral, pero absolutamente irrelevante en el político. Algunas mandatarias de los partidos políticos, de adscripción feminista bien conocida, intentan llevar a cabo los cambios legislativos que estamos demandando, pero ni tienen la fuerza ni el apoyo necesarios ni sus planteamientos están exentos de la influencia que el Patriarcado ejerce sinuosamente y a veces descaradamente en el seno del feminismo.

El III Congreso del Partido Feminista nos ofrecerá un análisis exhaustivo del panorama político y económico español e internacional desde los últimos cinco años.  Debatiremos las tesis ideológicas que analizan todos los temas que nos afectan como mujeres: la mujer como clase social, modo de producción doméstico, trabajo doméstico, reproducción, salud, emigración, explotación sexual, prostitución, vientres de alquiler, ley Trans, situación laboral y económica. A partir de las conclusiones a que se llegue en el Congreso elaboraremos el plan de actuación para los próximos cuatro años. Años que van a ser decisivos para el bienestar o el malestar de las clases trabajadoras y las mujeres en nuestro país.

La Unión Europea, ese club de oligarcas y grandes corporaciones que opera en un mercado de 500 millones de habitantes, se enfrenta ahora a la pérdida de ingresos y de consumidores que supone la salida del Reino Unido, y ya está barajando reducir las ayudas económicas a la agricultura y los fondos de cohesión, que como hemos podido comprobar en nuestra experiencia de estos 40 años de andadura juntas, son bastante pocos y por tanto también esa cohesión es débil.

De todo lo que se decida en la Comisión Europea, en el Consejo de Europa, en el Banco Central Europeo, y no digamos en el Fondo Monetario Internacional, las mujeres y los trabajadores españoles serán víctimas. De las medidas de austeridad que se pretendan implantar y de las rebajas de las ayudas comunitarias en el tímido reparto de la riqueza que se ha realizado hasta ahora entre los 27 Estados miembros.

Y qué añadir a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que legitima las llamadas «devoluciones en caliente» de los emigrantes por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, que significa devolverlos inmediatamente al país de donde vengan, sin permitirles ejercer ninguno de los derechos de que es garante este infame Tribunal,  para imaginar un triste y dramático futuro a los seres humanos que huyen de países en guerra, destruidos y expoliados por la rapiña europea y estadounidense, y que intentan arribar a nuestras costas para sobrevivir. Cosa que sólo logran aproximadamente la mitad de ellos, los otros encuentran su tumba en las fosas marinas, convertido el mar Mediterráneo en el mayor cementerio del mundo.

El III Congreso ha de servir para denunciar todas estas injusticias y opresiones, analizar las causas y las consecuencias y establecer la estrategia a seguir por el Partido Feminista en la lucha por revertir tan dramática situación.

Serán unos días emocionantes. Nos visitarán políticos de otras organizaciones, españolas y extranjeras, compañeras feministas, activistas de sindicatos, asociaciones de mujeres, movimientos sociales, que aportarán las ideas y sugerencias adquiridas en su larga trayectoria militante. Y nos enseñarán y nos animarán a continuar esta interminable lucha por transformar el mundo en que está empeñado el Partido Feminista desde hace 40 años, y convertirlo en un planeta de libertad, igualdad y solidaridad entre todos los seres humanos. Y que con la ayuda y el empuje de tantas y tantos camaradas ha de alcanzar el éxito.

Porque como estamos prediciendo desde hace décadas, el futuro será feminista o no será.

Comments

Deja una respuesta